MIS POEMAS

viernes, 19 de septiembre de 2008

Uno de mis poemas es el siguiente:

Y DORMÍ EN LA CALLE

Yo dormí en las calles de San Salvador
me cobijó el frío, la miseria,
el hambre y la soledad...
Fui un niño desnudo
y la lluvia cayó sobre mi desnudez

El viento helado
caló mis entrañas.

Me endureció.
Y el dolor de mi pobreza
resbaló por mi cara
mientras por las calles
transitaban los autos,
mujeres lujosas
en sus grandes autos
cruzaban las calles
hombres de renombre
de una gran posición...

Mis ojitos muy tristes
de niño desnutrido
no conocieron nunca
una cama, una cuna, un colchón...

Yo dormí en la pura acera,
en el suelo duro del parque,
en el quicio de una puerta,
la puerta de Catedral
Fue mi casa la noche
mi cuarto la oscuridad
y no hubo una tan sola alma
que aliviara mi pena
mitigara mi soledad.


Yo dormí en las calles centrales
de nuestro San Salvador !
Merce María
CANCION AL NIÑO PROLETARIO

Niño pequeño, barrigoncito y lindo
a tí que naciste en el rancho y la covacha
dedico con amor esta canción
de tu nueva alborada

Pobre en tu mísera cuna
heredaste la riqueza del Dios Niño
Tu misma madre fue la nana
que amamantó tu vida con cariño.


Tus juguetes fueron pedazos de madera
tus muñecas los olotes y los tejos
tu infancia se modeló en los surcos de la tierra
y el abecedario , de tí estuvo muy lejos.

Mas la hora de la liberación está cercana,
hombres niños en tu porvenir se ufanan
canciones, flores y guirnaldas te circundan
y la alegría de Dios es hoy tu hermana.

Vive, canta, ríe, disfruta
niño del rancho y la covacha
sujétate a la mano de la dicha
¡El Supremo Hacedor está contigo

Mercedes María

YO QUE AMABA EL SILENCIO

Hoy el silencio me pesa
después del toque de queda
no más silencio de muerte...
ausencia de un ser querido...

Silencio zumbando en mi oído
cantar de gallos tempranos
zumbido que se va quedando
en los rincones del alma...

Joven, mujer, anciano
encarcelados en sus casas
silencio que se va quedando
en los rincones del alma...

Silencio que graba en la mente
enfrentamientos de muerte
aullido de perros lejanos
como presagiando angustias

Aullidos de dolor humanos
certera bala en el pecho
ambulancias que corren gritando:
¡ Se están matando entre hermanos!

Silencio de dolor y muerte
niños presos en sus casas
silencio que se va grabando
en los rincones del alma ...

¡Oh Dios que lo miras todo
milagros de aquí abajo no esperamos
mándalos desde arriba
pero pronto, Señor, pronto
para que en completa paz vivamos

Gracias, Señor, por oirnos
Gracias por atender nuestra súplica,
ahora recuerdo que dormía
todo fue un sueño, sueño amargo
UNA HORRIBLE PESADILLA

Merce María, San Salvador, 10 -02-81

1 comentarios:

Oscar Vasquez dijo...

Que tremendo el poema del silencio, por fortuna, por lo que entendi era un sueño, por que dice que habia silencio de dolor y muerte.Sin embargo, Hay un gran poder en el silencio. El apostol Plablo nos anima a estudiarlo. No recuerdo el verso, pero esta en Tesalonisences y dice en Ingles: "Study to be quiet". La traduccion es "trata de vivir una vida tranquila" y parte de eso tiene que ver con el silencio...
De plano me gusto ese poema

 
El mundo de la poesía